¿Problemas con el cortafuegos?

Problemas con el cortafuego y la impresora como solucionarlos

Has comprado una impresora que prometía conectarse vía inalámbrica a tu red y resulta que no puede ser detectada por ninguno de tus dispositivos y por más que lo intentas no puedes acceder a esta… Tranquilo tu impresora no tiene ningún problema, lo más probable es que solo haya un culpable: el cortafuego.

El cortafuego puede impedirte instalar software, es capaz de anular funciones de las impresoras y hacerte la vida cuadritos, pero este es un mal necesario y aquí te cuento por qué. Sí, hoy hablaremos del cortafuego, las impresoras y como solucionar problemas relacionados a los mencionados.

¿Qué es el cortafuego?

El cortafuego o firewall se puede definir como un muro que protege a ordenadores, impresoras, tablets, Smartphone y otros dispositivos de amenazas. ¿Qué tipo de amenazas? Simple: malware, virus y similares, no obstante, no es una protección infalible contra dichos parásitos informáticos, normalmente se utilizan otros métodos adicionales como los antivirus.

El cortafuego al servir como un muro que impide el acceso a un dispositivo en específico puede bloquear elementos que no son una amenaza. Es muy común que el firewall se active contra impresoras, escáner y otros dispositivos.

Sí, tu cortafuego puede estar bloqueando algunas funciones de tu impresora o simplemente no permite la correcta conexión entre dispositivos.

Te preguntarás: ¿Debo desactivar el cortafuego para que funcione mi impresora? La respuesta es NO, ya que el dispositivo sería más susceptible a amenazas.

Imagina que tienes una computadora con su cortafuego activado, esta barrera solo la está protegiendo de conexiones no autorizadas de personas no gratas que intenta acceder a tu información. ¿Qué debes hacer para que la impresora no sea bloqueada por tú cortafuego? Simple autorizar el dispositivo, pero antes de ahondar en los distintos métodos de sortear con el firewall hablemos un poco de los tipos que existen.

→ Tipos de Firewalls o cortafuegos

El cortafuego nace hacia los años 1988, con el apogeo de internet era necesario proteger la información y para esto se crearon muros que resguardaban los datos. En sus inicios no eran tan infalibles, pero con el paso del tiempo el firewall se ha perfeccionado y puede protegerte de muchas amenazas en internet.

Pensarás no necesito el firewall apenas uso mi ordenador para hacer algunos deberes, acceder a la banca o comprar en línea… La verdad todos debemos protegernos, con muy poca información un hacker puede hacer destrozos en tus finanzas y hasta vida personal. La seguridad de la información es fundamental hoy en día, por esa razón debes cuidar tus actividades en redes sociales, evitar usar redes públicas para asuntos personales y no suministres datos como números de tarjetas a sitios no seguros.

El cortafuego es una opción que debes tener activa sí o sí, es por tu seguridad.

Hay dos tipos de cortafuegos, el que es un software y el que es un hardware. El primero es el más común, si usas una computadora con Windows 10 tienes un software firewall; que no es más que una interfaz o programa que te protege de amenazas. El firewall de hardware es un aparato que normalmente usan las grandes compañías para proteger sus datos, este se instala en el dispositivo a proteger o entre el router y el switch de internet.

Aunque el cortafuego puede protegerte de la intromisión de ajenos a tus datos, no es el único método que debes usar para cuidarte, sobre todo cuando navegas en internet. Antivirus, antimalware y otros softwares son necesarios para sortear con las diferentes amenazas en línea.

El cortafuego funciona como un bloqueo de la amenaza, pero si tu dispositivo ya tiene un virus el firewall no puede hacer nada. Recuerda funciona como un muro no como un método de depuración de malware.

→ Funciones del cortafuego o Firewall

Un cortafuego puede:

  1. La primera labor del cortafuego es impedir el acceso al dispositivo de entes no acreditados, como: malware, hackers o hasta una nueva impresora que estés instalando y no hayas autorizado debidamente.
  2. Cuando juegas en línea te protege de los intentos de acceso a tu cuenta o información.
  3. Asimismo, el firewall puede bloquear mensajes no deseados.
  4. Además, el cortafuego puede bloquear contenido específico. Por ejemplo: puedes instalar un firewall en la tablet de tu hijo y evitar que acceda a contenido pornográfico, violento o no apto para su edad.

Un firewall es un aliado que te permite surfear por internet sin poner en riesgo tus datos, pero este recurso es incapaz de:

  • El cortafuego no puede librarte de virus que hayan accedido al sistema antes de su instalación. Estos deben ser erradicados con un antivirus.
  • El firewall no te protege si has autorizado el acceso, una vez que acreditas un dispositivo este deja de bloquearlo y supervisarlo.
  • Tampoco es capaz de protegerte si el tráfico no pasa antes por el firewall. Por ejemplo: permites el uso de unidades de almacenamiento en tu computador y el firewall no las bloquea, por este medio pueden ingresar virus.

En pocas palabras, sólo lo que pasa por el cortafuego es filtrado y saneado, el resto de accesos no controlados te ponen en riesgo.

→ Interacciones entre el cortafuego y la impresora

El cortafuego suele trabajar bajo dos políticas: una permisiva y otra restrictiva. Durante la primera se permite el acceso a todo, menos a lo que esta desautorizado. La política restrictiva es la más segura porque trabaja a la inversa, con esta se bloquean todos los accesos excepto los autorizados.

Muchas personas al instalar una impresora en su computadora se topan con un cortafuego configurado de manera restrictiva, por lo que no les permite instalar el nuevo dispositivo o suelen tener los siguientes problemas:

  • Si el cortafuego está impidiendo el acceso de nuevos dispositivos es muy probable que no te deje instalar el software de la impresora. Algunas personas lo bajan de internet y a pesar de que parece instalado no tienes acceso al nuevo dispositivo.
  • En algunos casos la impresora funciona, pero no en su totalidad; hay funciones que se encuentran desactivadas.
  • También suele suceder que, se instala el software con éxito, pero no tienes acceso a la impresora mediante la red.
  • En ocasiones el firewall puede desactivar de manera repentina y sin previo aviso tu impresora.
  • En otros casos la impresora aparece en la red, pero se encuentra en estado: no conectado. O en otros casos simplemente no aparece en tu computadora.

→ Como solucionar problemas del cortafuego e impresora

Si tienes conectada una impresora en red y no logras imprimir en ella desde ninguno de los equipos probablemente se debe a un bloqueo por el firewall. Muchos se arriesgan y desactivan el cortafuego, pero no es una opción segura y tú puedes solventar este inconveniente creando unas excepciones.

Lo primero que harás es verificar que todo se encuentre en orden con tu impresora, que este instalada correctamente en la red, que se encuentre de forma predeterminada y activa. Una vez que hayas verificado que el problema no se deba a una incorrecta instalación o un cable mal colocado podemos pasar al segundo paso: crear las excepciones en el firewall.

Dependerá del sistema operativo usado o el firewall instalado en tu computador, si estás trabajando con el cortafuego incluido de Windows simplemente debes seguir la siguiente ruta: inicio, panel de control, impresoras y faxes. Allí colocamos la impresora que queremos usar como predeterminada.

Luego iremos a panel de control, firewall y en la ficha excepciones configuramos la impresora. Debes tildar la excepción: compartir archivos e impresoras, también la que tenga el nombre de la impresora.

Posteriormente configuraremos las reglas del cortafuego en Windows señalando que todos los equipos de la red pueden imprimir en dicho dispositivo. Puedes marcar la opción sólo mi red o introducir las direcciones IP una a una.

Por ultimo guardas los cambios, reinicias y pruebas.

Normalmente en Windows 10 se configura de manera automática al añadir la impresora a la red. Sin embargo, si no es el caso, con estos simples pasos puedes resolver el problema.

Por otra parte, si usas otro cortafuego como BitDefender el procedimiento será diferente, también puede variar según la marca de la impresora y puedes conseguir la información fidedigna directamente con el fabricante.

En el caso de HP deberás usar el programa HP Print and Scan Doctor con el cual harás una revisión, desactivarás el cortafuego por un momento e instalarás nuevamente la impresora, revisarás que funcione correctamente y volverás a activar el firewall. Normalmente estos simples paso solventan el problema.

Si tienes inconvenientes con otras marcas de impresoras los pasos suelen ser similares, desactivar el firewall, instalar los drivers, probar la impresora y activar nuevamente el firewall. Si no funciona revisa:

  1. Que la impresora este colocada como predeterminada.
  2. En la configuración debe estar activa la impresora, no pausada.
  3. Que los parámetros de la red sean correctos: nombres, direcciones IP y similares, no debe haber errores.
  4. Si todo lo demás está perfecto revisa las excepciones y configúralas como se explica en pasos anteriores.

Si nada de lo anterior funciona contacta con el fabricante de la impresora.

→ Recomendaciones para configurar la impresora y no la afecte el cortafuego

Muchas veces se tiene inconveniente con el cortafuego y la impresora porque no se atiende correctamente los detalles durante la instalación de la impresora en la computadora.

Es importante que cada vez que te salga una ventana preguntando si se permite la configuración, comunicación y acceso de la impresora, actives el permiso.

Si te está costando mucho trabajo la configuración de la impresora en red por culpa del firewall puedes desactivarlo momentáneamente, pero recuerda desconectar el cable de internet para evitar amenazas. Después configuras la impresora y luego vuelves a conectar el firewall, cuando este te pregunte si das permiso al nuevo dispositivo instalado indicas que sí.

Otro punto importante es verificar las funciones de tu impresora, porque algunas trabajan con la opción: obtener dirección IP de forma automática. Si la dirección IP cambia cada vez que se conecte al equipo puede ocasionar problemas de comunicación. Si es tu caso ajusta el firewall o aplícale una dirección IP no variable a tu impresora.

Recuerda: verifica que toda la configuración de la impresora en red este correcta antes de proceder a modificar opciones, si aún no funciona puedes probar con las soluciones brindadas y si aun así no logras colocar tu impresora en red contacta con el fabricante.

Espero que este post te haya sido de ayuda y puedas imprimir sin problemas en red, recuerda que si quieres sacarle el máximo provecho a tu impresora debes usarlas con los mejores consumibles AQUÍ tenemos la más amplia variedad ¡Contáctanos!