Calculadora científica

Un invento sin fecha de caducidad.

La calculadora científica o muchas veces también confundida con la calculadora financiera, es sin duda alguna es un invento que no ha podido ser reemplazado. Ni siquiera el más inteligente de los celulares, puede resolver las ecuaciones que soluciona. Esta calculadora mejora sus utilidades frente a la calculadora de sobremesa
Todos hemos tenido que usarla, sobre todo, para aprobar esas materias engorrosas para algunos y maravillosas para otros, que siempre  crean más de un quebradero de cabeza, como: matemática, trigonometría y sus equidistantes…
La verdad, es que las calculadoras científicas son imprescindibles, aunque algunos aún no sepamos para que nos sirve π.
En el post de hoy hablaremos de estas grandes aliadas, que nos han ayudado más de una vez, ahondado en su historia, evolución y funciones. Sin más preámbulos conozcamos a las inteligentes calculadoras científicas.

¿Qué es una Calculadora Científica?

Una calculadora científica no es más que un tipo de calculadora electrónica. Esta suele ser portátil y compacta, hay modelos de mayor tamaño que abarcan más funciones o como mínimo nos dan más amplitud de pantalla.
Estas a diferencia de las calculadoras comunes están diseñadas para resolver problemas, pero no cualquier tipo de problemas, sino aquellos problemas matemáticos, de ciencia y hasta de ingeniería.
La calculadora científica les ha facilitado el trabajo a ingenieros, químicos, físicos, matemáticos y muchos más. Procesos complicados que llevarían horas son fácilmente resueltos en minutos con ayuda de la calculadora científica.
Esencialmente todos en algún momento de nuestra vida hemos estado en contacto con una calculadora científica, normalmente en los institutos empiezan a utilizarse y  a partir de aquí según los estudios que se elijan se hacen realmente necesarias.
Descubramos como la calculadora científica llego a nuestras manos… conozcamos su historia…

Historia y evolución de la calculadora científica

No podemos hablar de calculadoras científicas, sin descubrir primeramente, el origen de la calculadora estándar o calculadora de sobremesa. Esta básicamente se creó en 1623 en manos del alemán Wilhelm Schickard. Sin embargo, él no se llevó la gloria al fabricar su “reloj calculador”, debido a que su invento fue conocido en el año 1957 por medio del historiador Franz Hammer.
Para el mundo fue Blaise Pascal en el año 1642 quién inventó la calculadora. El instrumento creado por Pascal se lo denominó: “Pascalina” y dominó el mercado hasta mediados del siglo XX.

Para los años 50 las calculadoras empezaron a cambiar. En Austria Curt Herzstark fabricó lo que se conoció, como: la “Curta” una calculadora increíblemente pequeña, que podía caber en una mano. Su precio era sumamente elevado, sin embargo, fue una de las calculados más vendidas del mundo.
Luego diferentes marcas y empezaron a invadir el mercado, como: la icónica IBM, la famosa Casio, Sanyo y más…
La calculadora científica por su parte vio la luz en el año 1968. Fue la Hewlett Packard HP9100A.
Otra gran calculadora científica nace en el año 1973; la calculadora la SR-10 que costaba la ostentosa suma de unos 150€ porque incluía un botón para la función π. Posteriormente fue complementándose, con el paso de los años se agregaron más funciones logarítmicas y de trigonometría.
Pese a lo anterior Hewlett Packard fue uno de los gigantes, que trabajo arduamente para convertir la calculadora estándar en un aparato de gama alta; lleno de funciones logarítmicas, de trigonometría y más… Y, para el año 1972 presentan oficialmente la primera calculadora científica de mano.
Dicha calculadora sirvió de ejemplo para otras marcas, como: Casio y Sharp, que posteriormente crearon sus propias calculadoras científicas.
El resto es historia…
Hoy en día podemos tener acceso no sólo a calculadoras científicas, sino a calculadoras gráficas, calculadoras de programación y más… la tecnología ha hecho posible que este instrumento cumpla con funciones complicadas sin ninguna dificultad.
Hablemos un poco de las diferentes funciones que puedes hallar en una calculadora científica.

La calculadora científica trae un sinfín de funciones, conozcamos algunas.

Comúnmente la calculadora científica moderna trae muchas más funciones que una calculadora estándar. Sin embargo, dependiendo del modelo y la gama del producto, puede tener mayores funcionalidades.

Una calculadora científica común, de gama baja trae las siguientes funciones:
Funciones de notación científica
Aritmética de punto flotante
Funciones logarítmicas y trigonométricas
Funciones exponenciales
Raíz cuadrada
Botones de acceso rápido, a variables y constantes, como: π
Y, por supuestos, funciones de suma, resta, multiplicación, división, calculo de porcentaje y lo típico de una calculadora estándar.

Si la calculadora científica es de gama alta, puede traer funciones adicionales, como:
Funciones con números complejos
Fracciones
Cálculos hexadecimales, binarios y hasta octal cálculos.
Matemáticas booleanas básica
Cálculos de probabilidad y estadísticas
Ecuaciones
Conversión de unidades
Constantes físicas
Y, todas las funciones de una calculadora estándar y calculadora científica de gama baja
Las calculadoras científicas ayudan a resolver problemas de todo tipo, que de manera manual llevarían días por no decir semanas.
En A4toner tenemos la más amplia variedad de calculadoras científicas, llenas de funciones para facilitarte la resolución de muchos problemas. Si aún no sabes cuál es la mejor para ti, te damos algunos tips para ayudarte a decidir.

¿Cómo elegir calculadora científica? A4toner te ayuda

Si estás por la labor de elegir una buena calculadora científica y no sabes cómo, permite que A4toner te de algunos tips que te faciliten la elección:

 

  1.  El Nivel
    Primero que todo piensa para que necesitas la calculadora científica, hay algunas de gama muy alta que quizás tengan más funciones de las que necesitas y requieren de una fuerte inversión de dinero. También hay aquellas que quizás parezcan una excelente opción por su económico precio, pero cuando la vas a usar simplemente carecen de las funciones que necesitas.
    Por todo lo anterior debes saber que las calculadoras tienen diferentes niveles, como: el escolar, el universitario y así sucesivamente. Debes elegir la que este acorde a tus necesidades.
  2. La Visibilidad
    Este punto es importante, hay calculadoras científicas que sólo permiten cierta cantidad de dígitos en su pantalla. Busca una que tenga una pantalla amplia, donde puedas sacar varios cálculos sin perder visibilidad de los datos.
  3. Sistema de Energía
    Hay de diferentes tipos: a batería, recargables y hasta de panel solares. Piensa cual es la que va mejor con tus requerimientos.
  4.  Funciones Avanzadas
    Hay calculadoras de gama alta que incluyen un sinfín de funciones avanzadas, como: funciones logarítmicas de mayor dificultad hasta otras, como: el guardado de dato, para su posterior uso, su impresión y más.
  5. Quien lo va a utilizar.
    Hay algunas que introducir datos te puede resultar muy complicado puesto que no se utilizan tal como estamos acostumbrados en las calculadoras normales. En algunos casos nos podemos encontrar que solo indicamos el cálculo pero no lo realiza hasta que no se lo indicamos. Es importante saber si queremos esta forma de trabajar, puesto que si no lo queremos nos puede resultar más que una ayuda un engorro.
  6. Otros extras
    No sólo se trata de las funciones avanzada, sino de los extras, como: que te permita conectarla a una computadora, que te permita imprimir lo que se ve en su pantalla y otras funciones y extras que le añaden valor a la calculadora.
    Si quieres acertar con la elección de la calculadora científica es simple: piensa para que la necesita; si realmente será un instrumento necesario, para no sólo el presente nivel de educación, sino para los posteriores. Es decir, si puedes necesitarla más adelante y con mayores funciones. Si, es así; opta por una completa. De lo contrario, sí sólo la requerirá para un nivel básico, puedes entonces elegir una más modesta, pero de buena calidad como las que ofrecemos en nuestra web.

Las otras calculadoras

Antes y después de las calculadoras científicas o financieras, han aparecido todo un enjambre de calculadoras que según el uso que les queramos dar necesitaremos elegir unas u otras.

  1. Calculadoras de sobremesa. Son las calculadoras más típicas, las que aparecen en la mayoría de despachos y cajones de la casa. Son de mil maneras y colores distintas, normalmente a precios más que razonables. Son calculadoras baratas y son las más utilizadas.
  2. Calculadoras con impresora. Este tipo de impresora son para aquellos que necesitan imprimir sus cuentas, esto puede ser útil en pequeñas tiendas o negocios. La verdad que con la tendencia actual de controlar todo lo que vendemos y que quede registrado en una memoria, este tipo de calculadoras quizás está perdiendo fuelle. Pero siempre tendrá su pequeño mercado de personas que las encuentran realmente útiles.
  3. Calculadoras de bolsillo. Son la versión enana de las calculadoras de sobremesa. Son aquellas que podemos llevar fácilmente en la cartera o en el bolso. Muchas veces las encontramos con tapa, cosa bastante útil si tenemos tendencia de “tirarla” en cualquier lado. Si las calculadoras de sobremesa son baratas, podríamos decir que estas lo superan y son las calculadoras más baratas del mercado.
  4. Cajas registradoras. No dejan de ser grandes calculadoras, con la particularidad que llevan el cajón para guardar dinero. Actualmente ya podemos encontrar máquinas registradoras com mucho más que cajón. Actualmente son casi como ordenadoras con grandes calculadoras.

y desde luego no es nada desdeñable  los accesorios para calculadoras que podemos encontrar en el mercado, usualmente estos accesorios son alimentadores eléctricos calculadoras necesarios para que nuestras funcionen. En A4toner podrás encontrar lo que necesitas.

Y, si te quedas con alguna pregunta respecto a las calculadoras científicas y sus tipos, no dudes de ponerte en contacto con a A4toner, y te asesoraremos en la elección ofreciéndote el precio online disponible.

Calculadora científica
Rate this post

Be the first to comment on "Calculadora científica"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*