Cartuchos reciclados y cómo rellenarlos, ¿ayudan a evitar problemas ambientales?

Como os explicamos en nuestro anterior post, hay una diversa gama de consumibles que podéis usar en vuestra impresora. Una de las opciones más baratas y ecológicas son los cartuchos reciclados o rellenados. Éstos son cartuchos de tinta originales que una vez agotada la tinta se remanufacturan para reutilizarlos en el primer caso y los rellenado son aquellos que una vez agotada la tinta los volveremos a cargar de nuevo

Cartuchos reciclados y rellenados: responsables con el medio ambiente.

En el caso de los cartuchos remanufacturados los podemos encontrar para distintos tipos de impresora, por lo que independientemente de la que tengáis podréis encontrar cartuchos reciclados compatibles. Solo tenéis que pasaros por nuestra tienda para adquirirlos fácilmente.

Los cartuchos reciclados son más económicos

Cuando elegimos comprar este tipo de cartuchos y toner compatibles además de la razón medioambiental, un buen motivo para hacerlo es la económica. Al adquirirlos vamos a ahorrar en nuestros gastos de impresión, ya que tienen un precio inferior a los cartuchos originales. Comprando este tipo de consumible podemos ahorrarnos casi un 60%, una cantidad bastante considerable dado el alto precio que tienen estos consumibles. Tanto si somos una empresa como si vamos a usar la impresora en casa notaremos una diferencia importante a final de mes. Además cuando compramos un cartucho original el depósito de tinta no suele estar totalmente lleno, sin embargo, cuando se vuelven a rellenar se intenta hacerlo hasta el máximo de su capacidad. De hecho, algunos cartuchos pueden incluso rellenarse hasta 3 veces más de la cantidad que venía en el cartucho cuando lo compramos.

Misma eficacia, menos contaminación

Si estáis preocupados por la eficacia de un cartucho reciclado no hay motivo para hacerlo ya que vamos a poder imprimir con la misma fiabilidad que si usáramos un cartucho de tinta original. Esto significa que tanto la calidad de nuestro trabajo de impresión como la funcionalidad de nuestra impresora  no se va a ver perjudicado. Podemos imprimir tanto en blanco y negro como en color.

El recelo a que las impresiones con este tipo de cartucho no estén al nivel que deseamos es un temor habitual. Pero hoy en día,  por la experiencia que se tiene con este tipo de consumibles se ha demostrado que no hay motivo para preocuparse. Las empresas dedicadas al reciclaje de cartuchos los someten a exámenes exhaustivos individuales. Con estas pruebas se comprueba que cumplen con las garantías exigidas para ponerse a la venta. Este proceso se realiza a manos de personal especializado usando material de primera calidad. Además estos cartuchos disponen de una garantía por parte del vendedor, por lo que estamos cubiertos como si compráramos un cartucho nuevo.

Beneficios para el medio ambiente

Al adquirir cartuchos reciclados además de alargar su vida útil, reducimos el gasto de energía y  contribuimos a dejar un menor impacto ecológico ya que los materiales con los que se crean (aluminio, cobre, acero, caucho) son altamente nocivos.

Estos son algunos de los beneficios medioambientales a los que contribuyen los cartuchos reciclados:

Energía: Todos sabemos que en cualquier proceso de fabricación se consume energía, por eso al disminuir la cantidad de cartuchos nuevos estamos evitando el gasto de energía que se necesita para su fabricación.

Residuos: Si los cartuchos en vez de acabar en un vertedero acaban en una planta de reciclaje, estamos evitando que esos desechos se acumulen y ocupen espacio. Si tenemos en cuenta que cada año se tiran 4.000 millones de cartuchos nos podemos hacer una idea de lo necesario que es el reciclaje. El plástico de un cartucho de impresora necesita al menos 300 años para descomponerse. Las sustancias contaminantes como la tinta pueden filtrarse a través de la tierra llegando a ríos o lagos.

Materiales: Para fabricar un cartucho de impresora se necesitan una media de 20 litros de petróleo. Anualmente se consumen mil millones de cartuchos, por lo que el gasto que generamos con su fabricación es abrumador. Un cartucho reciclado no es de usar y tirar así que puede reutilizarse entre 3 y 7 veces. Dependiendo del estado de conservación se podrá reciclar en más ocasiones.

El proceso del reciclaje

Hoy en día algunos de los propios fabricantes de impresoras son los que se encargan de reciclar los cartuchos de tinta y fabricar cartuchos reciclados. También algunas tiendas donde compramos los consumibles recogen los ya usados para su posterior reciclaje.

Los cartuchos aptos para reciclaje pasan por un proceso en el que las carcasas se remanufacturan. Pasan por un procedimiento en el que los cartuchos se desmonta. Tras esto se revisan y se cambian las partes que han sufrido un desgaste. Éstas partes se sustituyen por otras en mejores condiciones. Posteriormente los cartuchos pasan por un test de calidad que determina si pueden volver a usarse. En el en ese caso de que el resultado sea óptimo, se precintan y están listos para vender.

Cuando estos cartuchos ya no pueden volver a usarse como tal termina su vida útil. Sus distintos componentes se separan y con ellos se pueden fabricar diferentes elementos, sobre todo con el plástico.

Qué necesito para rellenar cartuchos de tinta

Rellenar cartuchos de tinta puede ser una buena opción cuando te has quedado sin tinta en la impresora. En algunas ocasiones, o porque no encontramos nuestro modelo de cartucho o simplemente por el precio, la compra de cartuchos puede generarte muchos dolores de cabeza.

Está claro que rellenar cartuchos de tinta es una buena manera de ahorrarte muchísimo dinero al año en el mantenimiento de tinta en tu impresora, pero la recarga de éstos no es tan fácil como parece. Para que la impresora no sufra y los cartuchos no tengan ningún problema se deberá realizar de una manera muy cuidadosa y prestar mucha atención a todo tipo de detalles.
Existen muchísimos lugares donde te pueden rellenar los cartuchos de tinta y te pueden confirmar con mayor seguridad si tus cartuchos son recargables. Es una buena opción cuando no estás muy seguro de que lo vayas a hacer bien, o si te parece muy engorroso o si simplemente prefieres que un profesional lo haga por ti. Aunque te salga un poco más caro, será mucho más fiable si lo hace un profesional. De este modo, te aseguras que tus cartuchos van a estar correctamente rellenos.
Si aún así sigues prefiriendo rellenar cartuchos de tinta por ti mismo no te vamos a entretener más ni a intentar convencer, pero sí que te vamos a dar una serie de consejos para que rellenar cartuchos de tinta te sea una tarea fácil y que no te cause ningún problema en el futuro.

Consejos para rellenar cartuchos de tinta.

Lo primero que hay que saber es si tu cartucho de tinta es recargable. La mayoría de los cartuchos lo son, pero siempre puedes preguntar en la tienda donde los compraste para estar seguro/a al 100%.
A los cartuchos no les viene nada de bien secarse, así que, en cuanto se termine el cartucho tendrás que rellenarlo. En el caso de que lo lleves a algún sitio a rellenar, recuerda,llévalos siempre en una bolsita que cierre herméticamente y nunca envueltos en papel de aluminio, cocina ni en cinta adhesiva.

¡Empezamos!

  • Intenta siempre que los cartuchos no se agoten del todo. Cuando veas que se están agotando, rellénalos o llévalos a rellenar. Un cartucho que todavía tenga un poco de tinta al rellenarlo te hará un mejor servicio en el futuro, mucho más que uno que haya estado mucho tiempo vacío.
  • A la hora de rellenar cartuchos de tinta, es clave entender que lo que estás haciendo es alargar su vida útil. Depende de ti alargar esa vida útil y para ello, es importante tener en cuenta que cuando un cartucho se termina, no debes dejar pasar más de 15 días para mandarlo a recargar o para que lo recargues. En el caso de los cartuchos de color, debemos tener en cuenta otro factor. Es necesario saber que en cuanto muestre deficiencias en alguno de sus colores (Cian, Magenta, Amarillo) o cuando directamente se termina uno, se debe recargar el cartucho; no solo el color que se terminó, sino también los otros dos colores.
  • Intenta utilizar siempre la misma marca de tinta, ya que el cambio puede provocar una mala reacción en tus cartuchos. Siempre que vayas a rellenar cartuchos de tinta tienes que tener mucho cuidado con el contacto del circuito eléctrico. Tocarlos puede ser horrible, si lo haces, se quemarán y dejarán de funcionar.
  • Es muy importante que conozcas los niveles de tinta de tu cartucho. Es un dato que pocas personas tienen en cuenta. Es muy importante conocer la cantidad de tinta que lleva tu cartucho; normalmente los cartuchos de color negro usan 10, 20, 30 o 40 ml y los de color 8 o 15 ml, repartidos equitativamente en los 3 colores. Teniendo en cuenta esto podemos evitar excesos de tinta. Este es un dato que hay conocer muy bien.
    Si conoces de que marca es tu cartucho podrás averiguar el contenido de estos para no cometer un exceso de tinta en la recarga.

¿Qué necesitarás para rellenar cartuchos de tinta?

  • Compra un kit para rellenar cartuchos de tinta en una tienda oficial para impresoras o tiendas especializadas.
  • Adecúa un espacio de trabajo donde puedas trabajar con comodidad.
  • Extrae el cartucho de tinta de tu impresora (recuerda volver a cerrar la cubierta. Esto evitará que entre polvo en la impresora mientras tu trabajas con el cartucho)
  • Cubre tus manos con un par de guantes desechables para protegerte de las manchas de tinta.
  • Coge papel y dóblalo a la mitad; coloca el cartucho vacío encima para evitar que se manche la mesa.
  • Lee el manual de instrucciones que viene incluido con el kit de tinta. Así podrás conocer cómo funciona el proceso de recarga de tu cartucho.
  • Localiza los agujeros de carga en la parte superior del cartucho. Puedes sentir el desnivel si deslizas tu dedo sobre la superficie. Algunos cartuchos tienen más de un orificio, la manera de conocer cuál es el correcto es porque tiene una esponja en él.
  • Usa una aguja para perforar la etiqueta superior del cartucho o puedes usar un cuchillo para retirar la etiqueta completa (el manual de instrucciones puede decirte la localización exacta de los orificios).
  • Además del negro, existen tres colores de tinta. Sigue las instrucciones del kit de llenado para saber en qué orificio debe insertarse cada color de tinta, o introduce un palillo de madera delgado en cada orificio para obtener una muestra de los residuos de color.
  • Inserta en el orificio del cartucho la aguja de la jeringuilla cargada con el color de tinta adecuado, deslízala hasta perforar la espuma y llegar al fondo del cartucho. Es importante no inyectar aire dentro del cartucho (una bolsa de aire impediría que la tinta llegas a los cabezales de impresión y la impresora fallaría.)
  • Cubre el orificio con un trozo pequeño de cinta adhesiva transparente.
  • Vuelve a insertar el cartucho en tu impresora e imprime algo de inmediato para que la tinta del cartucho rellenado comience a circular; intenta hacer varias páginas de prueba con imágenes coloridas para probar todas las variaciones de color.

Ten en cuenta que puedes encontrar botes de tinta para rellenar en nuestra tienda.

Esperamos que hayas resulto todas tus dudas respecto a rellenar cartuchos de tinta.
No es una tarea difícil, solo hay que tener mucho cuidado al realizar esta labor porque hacerlo mal puede causar el fallo de tu impresora.

Responsables con el planeta

Tras conocer estos datos no cabe duda de que adquiriendo cartuchos reciclados vamos a contribuir a cuidar del medio ambiente. También ayudaremos a reducir la cantidad de residuos que generamos. Si a esto le añadimos que el precio es inferior a los cartuchos de tinta original está claro que son una magnífica opción para realizar nuestros trabajos de impresión. Actualmente en España alrededor del 30% de los cartuchos que se compran son reciclados. Tras conocer sus ventajas es un porcentaje que fácilmente podría aumentar.

Si al uso de este tipo de cartuchos le sumamos el del papel reciclado, estaremos siendo doblemente responsables. Es una buena manera de  colaborar para reducir los residuos y emisiones contaminantes. Este tipo de cartuchos también podéis encontrarlos en nuestra tienda online.