Los costes ocultos de las recargas del toner

En la actualidad se han desarrollado potentes alternativas a los toners fabricados por las compañías de impresoras. Ello se debe principalmente al alto coste que suponen estos accesorios, por lo que cada vez son más las oficinas que se decantan por utilizar toners compatibles en el ámbito de su organización.

Sin embargo, no todas las alternativas a los toners originales son la mejor opción, pues pueden acarrear problemas a los equipos de impresión. Por eso, es importante tener en cuenta algunos criterios antes de decantarse por esta opción, ya que los costes ocultos de las recargas del toner son cuantiosos.

printing-253439_1280 (2) Así, a la hora de comprar un toner compatible o bien a la hora de recargarlo, es importante analizar cuatro elementos. El primero de ellos es, valga la redundancia, la compatibilidad y si conviene o no adherirse a ella. Así, son muchas las compañías asociadas a los cartuchos OEM, que obtienen impresiones de calidad pero cuyo coste en el largo plazo supone una inversión alta que no todas las empresas pueden asumir.

Para evitar este problema existen alternativas interesantes, sin perder calidad y beneficiarse del precio de estos componentes. Los toners compatibles pueden llegar a ahorrar hasta un 80% de los costos y, a su vez, igualar a los originales en lo que respecta a calidad y rendimiento de un toner original.

En este sentido, se hace imprescindible analizar el rol que cumplen los toner remanufacturados. Estos componentes son elaborados a partir de piezas de cartuchos ya usados. Se trata de piezas reconstruidas, a partir de las cuales se puede hacer un segundo uso de ellas.

Con esto sabido, es el momento de analizar los motivos por los que decantarse por este tipo de productos, no únicamente por su precio. En este sentido hay que huir de aquellos toners que no son remanufacturados, que no son compatibles y no tienen marca. Su atractivo únicamente depende de su modo de venta: toner barato.

En estos casos se trata de toners recargados, con un precio atractivo pero con una probabilidad de fallo de casi un 50% de los casos. Es por ello que se deben tener en cuenta otros aspectos además del precio a la hora de decantarse por un toner, pues los efectos secundarios de su reutilización pueden generar en los equipos de impresión.

Además hay que tener en cuenta las garantías del producto, la calidad y el servicio que de la compañía que oferta estos productos ya que de lo contrario, el ahorro inicial se verá reducido por los problemas que estos dispositivos causan en la impresora. Así, solo si cuenta con estos requisitos el toner compatible es una opción recomendable, que no te generará problemas en el futuro.

Los costes ocultos de las recargas del toner
Rate this post

Be the first to comment on "Los costes ocultos de las recargas del toner"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*