Claves en torno al primer tóner biomasa

Hoy en día una de las principales actividades que llevan a cabo las empresas consiste en la impresión de documentos. Una función que se utiliza tanto en lo que respecta al ámbito interno de la organización como a la preparación de documentos para proveedores o clientes.

Es por ello que a nadie debe extrañar la cantidad de cartuchos de tinta y tóner que son producidos en el mundo de manera anual. En concreto, son más de 200.000 las toneladas de tóner que son producidas alrededor del mundo cada año. Una cantidad nada despreciable en lo que respecta a su componente contaminante así como a la necesidad de reducirlo y respetar a su vez el medio ambiente.

Un dilema que se planteó, hace tiempo ya, la compañía Ricoh, que se puso manos a la obra para desarrollar el primer tóner de biomasa. O lo que es lo mismo: un componente destinado a la impresión respetuosa, basado en resina orgánica. ¿Su funcionamiento? Especialmente utiliza contenido derivado de plantas y otros materiales bioquímicos.2

El desarrollo de este primer tóner de biomasa fue exhibido por primera vez durante la Feria Internacional de Eco Productos de Japón, en noviembre del año 2009. Un prototipo multifuncional que la compañía introdujo al mercado a través del Imagio MP 6001 GP: el primer multifuncional elaborado con tóner de biomasa.

Desde ese momento son otros los modelos que se están comercializando, los cuales siguieron al primer proyecto multifuncional elaborado con tóner de biomasa. El más famoso de ellos es el “toner para la E”. Es decir, E de ecología, energía, tierra (en inglés: Earth) y ambiente (en inglés: environment).

¿Y por qué mostrarse tan convencido en la fabricación de un tóner biomasa? A parte de conseguir llegar a un nicho de mercado de manera unánime, esta compañía considera que el uso de la resina de biomasa es la mejor opción para reducir la explotación del petróleo y, con ella, reducir las emisiones de CO2. Entre ellas, las del carbón natural.

Además, también se refuerza el compromiso de la compañía con el medio ambiente en general. De hecho, uno de los objetivos explícitos de la empresa es reciclar todo lo que les sea posible. De momento, lo están consiguiendo.