Tintas de impresora

Las impresoras son básicas para una oficina y un hogar donde tengamos estudiantes y trabajos que lo requieran. Sin embargo, las tintas son un tema delicado, no todo el mundo tiene el conocimiento de saber qué tipo de tinta tiene su impresora, pues cada modelo, marca, trae cartuchos con tintas distintas.
En las impresoras, la tinta que se utilice tiene que ser la indicada. De lo contrario puede causar daños en la impresora y traer como consecuencia que la calidad de la impresión no sea la más óptima. Estos aparatos, que nos facilitan tanto la vida, vienen diseñados para trabajar con un tipo de tinta que está indicado siempre en la parte de afuera de su caja y en sus detalles.
Hablemos de los tipos de tinta para impresoras: la vida útil, la calidad de impresiones, entre otros factores que hay que tomar en cuenta a la hora de comprar una impresora son los que definen el tipo de tinta que necesitan.

tipos-de-tinta-para-impresoras
Lo positivo del desarrollo de la tecnología en impresoras, es que últimamente los fabricantes conocen las necesidades de los clientes y se han dedicado a sacar al mercado impresoras que no solo necesiten un tipo de tinta, sino que funcionen con varias de ellas.
No se puede decir que un tipo de tinta es el ideal para tu impresora, pues dependiendo de las necesidades que quieras cubrir podrás escoger tanto a la impresora como la tinta que debes usar. Todo lo mencionado debe ser tomado en cuenta para que sepamos cuál tinta debe ser la ideal para nuestra casa o empresa.

Los tipos de tintas son muchos

por eso mencionaremos los más relevantes y luego una conclusión de los que nos faltaron. Recuerden que con un buen cartucho y la tinta correcta tus impresiones y el equipo trabajarán perfectamente:

Tintas hechas con colorante:

esta es una de las tintas que más han utilizado las impresoras desde que salieron al mercado, pues este tipo de tinta nos brindan colores plasmados en el papel que serán brillantes. Lo positivo de esta tinta es que al momento de posarse sobre el papel, se secará inmediatamente y no permitirá que los colores se rieguen y se distorsione la imagen. Gracias a este tipo de tinta podemos imprimir imágenes con colores destacados, por las pequeñas moléculas de cada pigmento. Lo negativo de este tipo de tinta es que como es colorante, entonces son propensas a disolverse con el agua. En caso de imprimir con esta tinta se debe tener el conocimiento que con el tiempo se irá oscureciendo y no durarán mucho los colores, además que hay que mantenerlos alejado del agua. En caso que tengas la oportunidad de imprimir con este tipo de tinta y con otro, podrás darte cuenta que la impresión cambiará los colores sobre el papel, ya que la absorción de la tinta y por los colorantes hará que el tono sea cambiante.

Tintas hechas con pigmentos:

Esta es un poco más recomendable que las de colorante, ya que a pesar de que pueden ser un poco más costosas, también tienen una vida útil mucho más larga y te ofrecen un mayor tiempo de impresiones con la misma inyección. Las bondades de este tipo de tinta están a la orden del día en comparación con la de colorantes, ya que por ser más duradera para imprimir, también lo son en las impresiones, es decir, sus colores se quedan por mucho más tiempo que otro tipo de tintas, teniendo en cuenta el tipo de papel que se utilizó para la impresión. La tinta con pigmentos, son hechas con partículas de colores que están independientes en cada uno de ellos, esto les permite durar más tanto en el cartucho como en el papel. Este tipo de inyección es resistente al agua y a la luz, debido a que lo mezclan con un poco de líquido que lo vuelve potente. Con respecto a los colores, el brillo de la tinta de colorante será diferente a la de los pigmentos, aunque no sean tan activos, los colores saldrán con muy buena calidad y duración. Lo importante y recomendable al imprimir con este tipo de tintas, es que se deje secar por un tiempo antes de tocarla o moverla, ya que se puede dañar la impresión.


Tintas sólidas:

tintas-solidas-xerox

Los estudios con respecto a las tintas no han parado, mientras lanzan nuevas impresoras al mercado, las tintas también se han reinventado. El resultado es este tipo de tinta, sólida, hecha con aceites vegetales, y materiales que tienen un parecido a la cera para que, una vez plasmada en el papel sean más duraderas que otras. Se le dice sólida, porque este tipo de cera, se derrite una vez que se quiera imprimir y allí es cuando irá al papel. Este tipo de tinta, a diferencia de la de colorantes, no se absorbe sobre el papel, sino que se quedan encima del mismo para que la duración sea mucho más prolongada y su calidad se mantenga con el tiempo. Este tipo de tinta tiene una combinación de las características positivas de la tinta de colorantes y pigmentos, ya que puede ofrecer colores brillantes y también mantenerlos por años sobre el papel. Como son hechas con bases naturales, no afectan al medio ambiente, y no necesitan el cartucho característico de plástico que solemos utilizar. Lo negativo de este tipo de tintas es que su facilidad de encontrarse es complicada, ya que no muchas marcas las tienen a la venta y su precio puede ser alto a comparación de las nombradas anteriormente.

– Otro tipo de tintas pueden ser las que utilizan las grandes industrias para actividades especiales. Esas son hechas con compuestos orgánicos, lo que las convierte en las más resistentes. Estas son las que se utilizan para la impresión de trabajos de imprenta como calcomanías, pendones, anuncios. Son resistentes para que no se afecten con el tiempo, ni con el sol que deben soportar.
Las tintas irán avanzando junto a la tecnología, por ahora recordemos utilizar las que más le convenga a nuestra impresora.