Papercraft: desde qué es, hasta los mejores sitios para descargar modelos.

Este artículo se sale un poco de lo habitual, y es que por una vez no vamos a hablar de impresoras, sino de cosas que se pueden hacer con ellas. No, no nos referimos a obtener aburridas hojas de Excel o a imprimir las fotos de las últimas vacaciones en Tenerife. Hoy os queremos hablar de un hobby que cada vez tiene más adeptos y que tiene en las impresoras un papel fundamental: hoy os vamos a hablar del papercraft.

¿En qué consiste el papercraft?

Es bastante posible que hayas realizado algún trabajo de papercraft durante tu niñez, aunque también es bastante posible que sea la primera vez que ves este palabro. ¿Recuerdas los cuadernillos de recortes con los que podías montar castillos, monumentos y demás parafernalia arquitectónica armado únicamente con unas tijeras y un bote de pegamento? Pues bien, todo evoluciona y gracias a Internet este hobby ha crecido y evolucionado de forma maravillosa.

Donde antes únicamente podíamos hacer edificios y poco más, ahora Internet nos provee de infinidad —y decimos bien, hay decenas de miles— de modelos de papercraft de todas las formas y procedencias para poder crear lo que te apetezca en 3 dimensiones. ¿Quieres a los personajes de tu videojuego preferido? Es más que probable que los puedas encontrar para realizar mediante papercraft. ¿Algún personaje de serie de dibujos animados o manga? Los hay a patadas. ¿Vehículos, animales, comida, objetos cotidianos? Todo tiene su modelo en papercraft, incluidos por supuesto nuestros añorados monumentos (créenos, cuando veas todo lo que puedes realizar mediante papercraft se te olvidarán los monumentos muy pronto). ¿Lo mejor de todo? Es un hobby que proporciona decenas de horas de entretenimiento a un precio ridículo: únicamente necesitas tinta para poder imprimir los modelos bajados de manera gratuita de Internet, una serie de herramientas muy básicas para cortar y pegar y mucha paciencia. Dejaremos lo da la paciencia a un lado por ahora y nos centraremos en todo lo que se necesita para empezar a crear modelos.

Herramientas necesarias

Internet e impresora

Los modelos se encuentran disponibles de forma gratuita en Internet y a poco que se busque papercraft en Google ya aparecerán decenas de páginas web con modelos listos para descargar. Sin embargo para que puedas ir a tiro hecho te mostramos aquí unas cuantas páginas perfectas para encontrar tus primeros modelos:

Canon papercraft:  Estupenda página para comenzar, con multitud de papercrafts de poca complejidad.
Papercraft Museum:  Centenares de modelos de todo tipo.
Papercraft Square: Otra magnífica página con miles de modelos disponibles.

Si finalmente vamos a hacer de esta afición algo habitual también conviene muy mucho tirar de cartuchos compatibles para que cada modelo no se convierta en una sangría de dinero en tinta.

Papel cartulina

Para que los papercraft tengan una integridad estructural mínima deberemos utilizar papel de mayor gramaje del habitual en los folios. Con utilizar papel con un grosor como el de cartulina nos bastará. Un papel de 180 gr/cc será ideal para la mayor parte de los casos, pero no hace falta ser tan específico: mira a ver qué tipos de papel de gramaje superior tienen en tu fotocopistería habitual y haz pruebas hasta encontrar el que mejor te vaya.

Cuchilla de manualidades

cuchilla papercraft y manualidades

Aunque se puede usar un  cutter de los tradicionales (y para comenzar quizás sea mejor idea) al final conviene utilizar una hoja estilo “bisturí” de punta recta para realizar los cortes al papel con una precisión total. En Norteamérica los llaman X-acto Knives pero aquí los puedes encontrar en cualquier tienda de manualidades o incluso en supermercados estilo Lidl suelen sacar ofertas de este tipo de herramientas de vez en cuando. Las tijeras están completamente prohibidas: van muy bien para cortar líneas externas grandes, pero en cuanto te metes en detalle no sirven para nada. Además, en cuanto te acostumbres a utilizar la cuchilla irás mucho más rápido que con cualquier tijera.

Herramienta para marcar

Para realizar las dobleces marcaremos antes el papel para que se doble exactamente por donde queremos que lo haga. Nos ayudaremos de alguna herramienta que “desgaste” el papel sin llegar a romperlo: una cuchilla de las anteriores que esté ya bastante desgastada, un punzón romo o incluso un bolígrafo desgastado pueden ser excelentes herramientas. Eso sí, ¡si vas a usar el boli asegúrate antes de que se encuentre completamente desgastado!

Pegamento

Con la típica cola blanca de manualidades nos irá perfecto. Procura no comprar pegamentos “del chino”, pegamentos en barra o “estilo Imedio”. ¡El Loctite y similares están completamente prohibidos!

Otras

Existen multitud de herramientas y técnicas que nos facilitarán la vida a la hora de hacer papercrafts avanzados, pero siendo este artículo un mero acercamiento a esta afición te aseguramos que con lo que te hemos ofrecido tienes más que de sobra para hacer infinidad de proyectos.

Cómo hacer un papercraft

Aunque existen técnicas avanzadas muy necesarias en caso de querer realizar un papercraft complejo o muy voluminoso, para la mayor parte de modelos nos bastará con imprimir, marcar, cortar, doblar y pegar. A ser posible en este orden si no queremos acabar con una bola de papel en la basura…

Imprimir no tiene mayor misterio: simplemente bajaremos el modelo que nos haya interesado de alguna de las webs anteriormente citadas (ya sea en pdf, en jpg o en pepakura) y lo sacaremos por la impresora. En este aspecto las de inyección de tinta ofrecen una calidad bastante superior para lo que queremos, ya que la tinta penetra en la hoja de papel (de mayor gramaje, recordemos) y al recortar esta la tinta no se “agrieta” como sucede con la de las láser. Esto no significa que no podamos utilizar impresiones láser, simplemente quedarán mejor las impresiones con tinta tradicional.

A continuación marcaremos el papel por las zonas que posteriormente se deberán doblar. Estas vienen marcadas por una serie de líneas punteadas, que pueden venir en dos sabores:

En montaña ( – – – – – ). Son las más habituales, se debe de marcar con ayuda de una regla y el punzón o herramienta que hayamos escogido directamente por encima del dibujo, para (una vez recortado este) doblar haciendo una “montaña”, es decir, que las dos partes del dibujo que quedan a cada lado hagan de “laderas”.

En valle ( – • – • -). Gran parte de los modelos no tiene este tipo de marcas, pero para los que los tienen simplemente hay que doblarlas “al revés”, de tal manera que en vez de una montaña las “laderas” del dibujo hagan un valle hacia abajo. Siendo puristas debería marcarse el dibujo por la parte no impresa (por detrás de la hoja) para que quede bien, pero a no ser que seas un profesional del papercraft (¿existen?) simplemente márcalas como las de montaña y después dobla hacia el otro lado.

Posteriormente recortaremos cada pieza del modelo por las líneas rectas, cuidándonos bien de no cortar por error las “pestañas” blancas que utilizaremos para pegar las piezas entre sí. Como hemos dicho es conveniente utilizar una cuchilla o cutter en vez de tijeras. A continuación doblaremos cada pieza por las marcas realizadas previamente y nos dispondremos a pegar.

A la hora de pegar las piezas simplemente hay que fijarse en cómo van unidas unas a otras y pegarlas con las “pestañas” blancas. La mayor parte de modelos que ofrecen un mínimo de complejidad vienen con instrucciones detalladas sobre cómo pegar las piezas entre sí. A la hora de aplicar el pegamento utiliza la menor cantidad posible de este: se pegará mucho antes y no habrá que limpiar “restos”. Para ello suele venir muy bien utilizar un palillo de dientes para aplicar el pegamento, en vez de hacerlo directamente del bote.

¡Y eso es todo! Si lo hemos aplicado correctamente cada dosis de pegamento debería secar en pocos segundos y bastará con ir uniendo las piezas una por una hasta tener nuestro modelo. Como hemos dicho previamente existen técnicas para que quede mejor el papercraft (como pintar previamente los bordes para que no se note el blanco del papel) pero a modo de inicio esto basta y sobra. Existen modelos muy sencillos que se pueden hacer en una hora escasa y grandes y complejos modelos que nos llevará meses finalizar.

Pepakura

No podíamos dejar este artículo sobre papercraft sin mencionar el que es sin lugar a dudas el mejor programa para crear e imprimir modelos de papercraft: el Pepakura. Este programa (en su versión de pago Designer) permite realizar modelos partiendo de imágenes en 3D, aunque a la mayor parte de la gente le bastará con su versión gratuita Viewer para poder imprimir y mirar los modelos.

La ventaja que tiene el Pepakura (además de que algunos modelos están en este formato y lo vas a necesitar si quieres abrirlos) es que cada modelo se puede rotar en 3 dimensiones para poder ver exactamente cómo se une cada pieza Tiene también diferentes opciones para poder ver aristas, imprimir el modelo con o sin líneas de doblaje (más complicado pero el modelo queda mucho más limpio), ver el modelo con o sin texturas… Sin duda un programa muy útil, sobre todo para lo que cuesta: cero. También viene con algunos modelos precargados y listos para imprimir.

¡Esto es todo! Si al final os acaba interesando esta magnífica (y terriblemente barata) forma de ocio no olvidéis en mandarnos vuestros trabajos para que los podamos admirar.